Txurruka conquista Geilo

Cabeza fría y corazón caliente; voluntad y piernas de acero: Amets Txurruka. Muchas, demasiadas veces se había quedado el vizcaíno a la puertas del triunfo durante esta temporada, tantas que conseguir ganar parecía, como su nombre, más un sueño que realidad. Un equipo poderoso, un ciclista en plena forma o incluso un compañero. Cada vez que estaba cerca, alguien se adelantaba y arrebataba al pundonoroso corredor de Echávarri la victoria, que tantas veces le ha dado la espalda.

Esta tarde, en la cumbre de la estación de esquí de Geilo, todo apuntaba que iba a ser uno de esos días, dada la peligrosa compañía con la que Txurruka había conseguido fracturar el pelotón y hacer sucumbir las aspiraciones de los locales Edvald Boasson Hagen y Alexander Kristoff de cara a un posible sprint en cuesta. David López (Sky) y Jesper Hansen (Tinkoff – Saxo), como instigadores y ejecutores del corte; y Davide Rebellin (CCC – Polsat) como espía en primera fila; conformaron junto a Txurruka el cuarteto que se jugaría una etapa tranquila, en la que la fuga de Pim Ligthart y Bob Jungels no obligó a ningún sobreesfuerzo al pelotón hasta los últimos quince kilómetros.

Llegados a los últimos quinientos metros, la lucha ya había quedado cerrada a ellos cuatro, gracias sobre todo a la continuidad dada durante toda la ascensión por López y Hansen. Ellos marcaron la pauta, ellos marcaron el ritmo y ellos pagaron el pato en los últimos metros. Sabedor Amets de que la espalda estaba más que salvaguardada, dejó la responsabilidad de llevar el tempo a su paisano. El bilbaíno miraba para atrás y regulaba, esperando un relevo que sabía que no iba a llegar sino en forma de ataque. Un demarraje salvaje a falta de trescientos metros por parte de Txurruka, que aun con fuerzas había sido paciente y esperado su momento. El líder saltó. Rebellin también, pero ninguno de ellos tuvo capacidad de reacción ante la fuerza del ciclista de Caja Rural-Seguros RGA, que imparable alzaba los brazos en la cuarta etapa del Tour of Norway.

Para la escuadra navarra, se trata de la séptima victoria de la temporada, logradas con cinco ciclistas diferentes, y cumplimentan el objetivo de volver de Escandinavia con un triunfo, a pesar de no lograrlo en el día más esperado. Una etapa redonda, en la que además del triunfo Pello Bilbao, Ricardo Vilela y Ángel Madrazo finalizaron entre los 30 primeros, que rodea tanto la jornada del ciclismo español tras el golpe asestado por Contador en Italia, como la de Rotor tras también lograr el doblete en Japón de la mano de Conti y Pibernik.

De cara a mañana, se presenta la última etapa de la prueba noruega, en la que Jesper Hansen, tras su cuarta plaza de hoy tiene aun más cerca lograr la victoria global. La llegada a Honefoss, a pesar del cuadrúple paso por Eggemoen, le pone en su mano la posibilidad de lograr la primera victoria global de su trayectoria.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL

VÍDEO DE LA ETAPA

 

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios