¿Tienes Grit?

El Grit es algo que inherente al deporte de resistencia y que guarda relación con el éxito o fracaso en tus proyectos deportivos. ¿Qué lleva a una persona que trabaja, tiene familia y otras ocupaciones a luchar durante horas para acabar su primer Ironman?  Quien dice un Iroman, también dice una prueba de gran fondo, Brevets, ultratrail, etc. y  la respuesta en todos los casos es: Grit.

¿Qué es eso del Grit? Es un término anglosajón que tiene relación con el comportamiento, y que podríamos traducirlo como determinación, firmeza en el carácter o espíritu indomable. Lo que proponemos es que hay que entrenar desde una perspectiva global, no solo buscando cambios fisiológicos, sino mejoras en la capacidad volitiva que mejore la capacidad de esfuerzo. Por tanto, lo físico y lo psicológico debe estar siempre unido en cada entrenamiento y o competición. Para ilustrar esta relación, os proponemos ver el siguiente vídeo para ver la influencia de lo psicológico en lo físico y viceversa:

Como senalábamos anteriormente, cuando estas entrenando no solo estas buscando cambios fisiológicos en el organismo, también debes estar desarrollando tu Grit. La pregunta es ¿Cómo puedo utilizar mi entrenamiento para desarrollar el GRIT?

fear-grit

  • Aprendiendo a gestionar el miedo al fracaso: todos los proyectos, incluso los deportivos, tienen sus riesgos. Una labor de análisis nos permitirá adelantarnos a posibles problemas y podremos establecer un “plan B”. En otras palabras, aprende de tus victorias, pero también de tus fracasos o errores. Todo aprendizaje es importante.
  • Orientación al logro: es lo que te lleva a controlar tu cabeza para acabar un grupo de series, a mejorar tu test en un determinado puerto, etc y es lo que te ayudará a llevar a buen puerto tu proyecto deportivo. Si te mantienes centrado y eres capaz de controlar tu cabeza en los entrenamientos, esas mismas estrategias y determinación podrás utilizarlas en competición. Si lo logras en los entrenamientos, también lo lograrás en competición.
  • Buscar la excelencia no la perfección. La perfección no existe, así que solo nos queda poder alcanzar la excelencia. A veces, no es posible seguir el plan de entrenamiento al 100%, siempre surgen inconvenientes que debemos saber gestionar con flexibilidad y creatividad. Actuando de esta manera también contribuirás a desarrollar tu resiliencia: capacidad de salir fortalecido de situaciones adversas.

Con los tres puntos anteriores siempre presentes, utilízalos en cada entrenamiento para desarrollar tu Grit. Cuando estás gestionando el miedo al fracaso estás mejorando el Grit. No solo te preocupes por cuantificar el entrenamiento, anota también en que pensabas o como gestionas los momentos dificiles, para poder aumentar tu capaciad volitiva. En un gran proyecto, como es tu participación en tu primer Iroman, Maratón, Ultratrail…es una parte fundamental del proceso. En otras palabras, tener esa determinación, esas ganas de seguir hacia delante, incluso en las peores circunstancias, puede ser un mayor indicador de logro que las propia valoración fisiológica.

El hecho de tener mucho o poco grit puede servir para entender porque algunos deportistas con muy buenas condiciones fisiológicas luego no consiguen obtener buenos resultados deportivos. Además, podríamos utilizar cuestionarios que midan el Grit para identificar y clasificar a los futuros talentos deportivos.

¿Quieres saber cuánto Grit tienes? En este enlace puedes acceder a un estudio de la Universidad de Pensilvania en la que determinan tu nivel de Grit (cuestionario en inglés):

https://sasupenn.qualtrics.com/SE/?SID=SV_06f6QSOS2pZW9qR

Resumiendo:

El grit es necesario para alcanzar con éxito tus propósitos deportivos y no deportivos, por lo que te animo a seguir desarrollándolo en cada faceta de tu vida. Caerse está permitido, pero es obligatorio levantarse y seguir…

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios

Sobre el Autor

David Estebanez

Lcdo. CC de la Actividad Física y del Deporte