Thömel aparece en Seúl

Tras una discreta actuación durante toda la semana, Tino Thömel (RTS – Santic) ha salvado los muebles en la última jornada del Tour de Korea gracias a su triunfo en la explosiva etapa de Seúl. El alemán, para quien sus años de promesa están quedando paulatinamente atrás sin que dé el tan esperado salto, aprovechó el cansancio acumulado durante la jornada por Patrick Bevin (Avanti Racing) y Caleb Ewan (Orica – GreenEdge) para imponerse en la capital surcoreana. Un triunfo que, además, sirvió al australiano para confirmar su victoria global en la carrera, de la que se va con cuatro triunfos y el amarillo.

Con una distancia más propia de un critérium que de una carrera, se cerraba la ronda asiática por las calles de Seúl, en lo que se convirtió en una suerte de despedida similar a la de los Campos Elíseos. Los ataques a la vera del río Han no tuvieron ningún premio y ni siquiera margen de maniobra para tratar de evitar, aunque fuera una sola vez, la resolución al sprint, sobre todo por el impulso del conjunto Avanti de cara a la metas volantes. En la segunda, el paso de Ewan escudado a la perfección le dio, con diez segundos de renta, la general de forma definitiva a Ewan sólo a falta de cruzar la línea de llegada. Más relajado con el amarillo en el bolsillo, el antiguo stagiare de Matxin aprovechó la falta de control de Orica-GreenEdge para adjudicarse la etapa por delante del propio Bevin y Wouter Wippert (Drapac Racing).

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios