Rosón vence un campeonato loco

El zamorano Jaime Rosón (Castilla y León), casi un año después de recalificarse de nuevo en categoría élite y sub23 tras su paso por el Team Ecuador, logra resarcirse de su teórico salto atrás haciéndose con el campeonato de España de la categoría en las competiciones disputadas en Cáceres. Tras 150 kilómetros frenéticos bajo un calor absolutamente terrorífico (el calor llegó a rozar los 40º C en los últimos compases de la prueba), Rosón tuvo las fuerzas suficientes para anticiparse al sprint de un grupo destrozado por ritmo y sol, y poder alzar los brazos con escasos segundos de ventaja frente a Xavi Castallé (Cataluña) y Óscar Pelegrí (Com. Valenciana), sus acompañantes en el podio.

El guión fue el esperado y habitual en esta categoría: a bloque de principio a fin y sin margen alguno para quienes quieran anticipar su aventura por delante, pero con una fuga formada en el kilómetro 15 que marcó el devenir durante la mayor parte del recorrido.  Cobos (Andalucía) Sureda (Islas Baleares) Fuentes, De los Dolores, Gutierrez (Castilla y León), Gonzalez (Castilla-La Mancha), Font (Cataluña), Rodriguez (Galicia), Irisarri (Navarra), Lastra (Euskadi) y Martínez (R. de Murcia) fueron los encargados de formar el primer grupo de fugados, base a partir de la cual se desarrolló toda la carrera.

Y es que aunque solo llegaron a tener una ventaja máxima de minuto y medio, la formación de un grupo tan heterogéneo provocó una avalancha continua de saltos desde el pelotón en busca de hacer contacto con la cabeza de carrera. Los grupos intercalados no paraban de formarse y disolverse, así como las neutralizaciones por parte de corredores intermedios y nuevas selecciones que por momentos convirtieron al primer grupo en un mini pelotón de 26 unidades. No obstante, ninguna de ellas fructificó por el empuje dado desde atrás por las selecciones ausentes, con Comunidad Valenciana y Cantabria a la cabeza, y todo el bloque se fue desgranando hasta total caza con veinticinco kilómetros por delante.

Vuelta a empezar. Si durante todo el trazado extremeño la batalla había sido la seña de identidad de todos los participantes, el acercamiento a meta no haría otra cosa sino incrementar dicha voluntad. Gonzalo Andrés (Asturias) y David Galarreta (Cantabria) fueron los primeros en tomar de nuevo unos metros de ventaja. Éste último fue quien más lo intentó hasta el final, atacando de nuevo cuando se vieron cazados por un grupo perseguidor en el que Adrián Garcia y el campeón el viernes, Diego Tirilonte, daban a los cántabros superioridad numérica. Pero con dos kilómetros por delante, el empuje del pelotón y sus fuerzas dijeron basta, dejando todo, en teoría, para el sprint.

Pero Julen Amezqueta (Navarra) no estaba de acuerdo. El futuro corredor de Southeast encendió los fuegos que acabó apagando Rosón. Tras un demarraje brutal del primero, el zamorano fue capaz no solo de dar al traste con sus opciones, sino de rebasarle con facilidad y lanzarse en solitario a por el título nacional. Un título de un escalador en un terreno mayormente llano, cuya clave ha estado, según sus palabras “en las piernas” Rosón comentaba al acabar que “ha arrancado y no le ha salido nadie porque la gente iba muy justa. Yo a lo mejor he sabido regular más, me he hidratado bien y he llegado con más fuerza“. Tras haber vencido Valenciaga y la Copa del España… ¿será el nacional su impulso definitivo para volver a profesionales?

Clasificación final (vía RFEC)

Vídeo meta (vía Ciclismo a Fondo)

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios