Puerta abierta a reivindicaciones (Previa Vuelta a Austria)

Convivir con el Tour de Francia no resultaría tarea sencilla para ninguna carrera ciclista profesional, sin importar por supuesto donde se disputara dicha competición. El Tour de Austria no sólo se ha adaptado a esta dualidad, sino que ha aprendido a sacar provecho de una situación en teoría desfavorable y que le relega sin remedio a un segundo plano la gran cita ciclista del país.

Partiendo de esa desventaja, los organizadores de la ronda austriaca entienden que el Tour no puede dar cabida al 100% de la calidad ciclista que encierra el pelotón World Tour. Por eso, muchos de los corredores que han trabajado durante meses en alcanzar su mejor momento de forma (con la intención eso sí de viajar a la salida del Tour) se encuentran con dos opciones una vez que su equipo ha apostado por otras variables: dejar pasar ese excelente estado físico… o aprovecharlo en una carrera larga, compensada y con alta montaña como Austria.

De este modo ocho de las formaciones que arrancarán este sábado el Tour de Francia en Utrecht (seis WT y dos Profesionales) también tomarán la salida el mismo día en la 67ª edición del Tour de Austria, una segunda vía que se abre para ciclistas de primer nivel a los que se presenta la oportunidad de reivindicarse sobre la carretera. En tal circunstancia encontramos nombres como los de Dani Moreno (Katusha), Robert Kiserlovski (Tinkoff-Saxo), Chris Anker Sorensen (Tinkoff-Saxo), Peter Velits (BMC), Blel Kadri (Ag2r-La Mondiale), Moreno Moser (Cannondale-Garmin), Stephane Rossetto (Cofidis) o Natnael Berhane (MTN-Qhubeka). Los dos primeros resultan sin duda los cabezas de cartel de Austria y máximos favoritos al triunfo final si su ausencia en el Tour no merma su rendimiento.

Pero el éxito de la carrera se sustenta en varios fundamentos más: el principal la participación de los conjuntos Continentales locales, para quienes Austraia significa más de media temporada. Un caso similar al de las formaciones lusas con su Grandísima. Se trata además de equipos con un potencial mucho más elevado del que podría indicar su nombre o categoría. Team Felbermayr (Mulhberger, Krizek, Kvasina, Golcer), Tirol Cycling Team (Postlberger) o Vorarlberg (De la Parte) parten con el objetivo principal de sumar triunfos de etapa… sin renunciar a un puesto en el podio final.

RECORRIDO

Nueve días de competición, divididos en ocho jornadas en línea y un prólogo, dan forman a la edición 2015 de la Vuelta a Austria. Los finales en Drobatsch (cuarta etapa) y el temible Kitzbuheler Horn (sexta etapa) decidirán a buen seguro la general definitiva de una carrera que ofrece además oportunidades a los aventureros con varias jornadas de varia montaña y claras opciones de triunfo para los velocistas en las llegadas a Grieskirchen o Innsbruck.

Más información: Web Vuelta Austria

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios