Pierre – Roger Latour se presenta en sociedad

Pocas formas más allá de cosechar un gran triunfo existen para que un ciclista semi desconocido se presente al gran público. Una de esas formas es la que llevo a cabo Pierre – Roger Latour (1993) en la etapa reina de la Route du Sud. Una jornada con las ascensiones a Haut – Balestas, Val Louron Azet y, sobretodo, el Port de Balès. El coloso pirenaico se coronaba a 21 kilómetros de Bagneres-de-Luchon siendo el punto determinante de la ronda francesa. Allí se esperaba y se dio un duelo entre Alberto Contador y Nairo Quintana, dos de los candidatos a la victoria en la próxima edición del Tour de Francia, pero la sorpresa llegó de la mano del corredor del Ag2r – La Mondiale.

Después de una gran selección realizada por Tinkoff – Saxo y un primer ataque de Alberto Contador al que sólo pudo resistir Nairo Quintana, Pierre – Roger Latour se aprovechó del parón posterior para enlazar y ni corto ni perezoso atacar para convertirse en cabeza de carrera. Fue neutralizado a escasos dos kilómetros de la cima siendo capaz de coronar con el dúo para quedar cortado después en el descenso tras el ataque del ciclista pinteño. “Alberto Contador echó el resto hacia abajo pero yo ya iba acalambrado” relató un Pierre – Roger Latour para el que la jornada fue “una sorpresa terminar en la parte delantera con corredores como Alberto Contador y Nairo Quintana. Sé que estaba en forma pero también era sabedor de las dificultades que había”. Pese a los calambres logró aguantar la ventaja frente a Stephane Rossetto y Eduardo Sepúlveda logrando entrar en meta en tercera plaza, misma posición que ocupó en la clasificación general.

El escalador francés, un producto de la factoría de Vincent Lavenu, completó de esta manera una sobresaliente presentación al gran público en un primer año como profesional donde ya había conseguido ocupar la séptima plaza en la general de la Etoile de Bessèges a principios de temporada y décimo en el Tour de Picardie en el mes de mayo consiguiendo en la Route du Sud un resultado que más allá de la importancia del mismo mantiene un alto grado de motivación. “Este rendimiento me da necesariamente las ideas para el futuro, me digo que es posible ganar en mi primer año como profesional, sin embargo necesito condiciones muy favorables, no soy un corredor muy rápido” añoraba.

Futuro es la palabra más presente para Pierre – Roger Latour. Formando en el Chambery, equipo vinculado al Ag2r – La Mondiale, demostró sus condiciones de escalador en la categoría sub23 cosechando resultados tan destacados como la sexta plaza en el Tour del Porvenir’14, 5º en el Tour des Pays de Savoie’14, 6º en la Ronde de l’Isard’13, 7º en el Tour de Gévaudan o las terceras plazas en el Tour de Jura’14 y en el Piccolo Giro di Lombardia’14 además de cosechar un meritorio 9º puesto en el Tour de l’Ain’14 (2.1) entre profesional. Resultados y rendimiento que le llevaron a firmar contrato profesional por un espacio de tres temporadas camino de los 22 años.

Los Campeonatos de Francia y el exigente Tour de Austria serán las siguientes paradas en el calendario de un corredor en el que el ciclismo francés tiene depositadas grandes esperanzas para el futuro.

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios