Pavés, disidentes, infiltrados y miradas desconfiadas

El fin de semana ciclista dejó las primeras imágenes del pavés belga. Allí ejerció un día Stannard de antihéroe al ganar a los ciclistas locales entre banderas del país y de la región de Flandes, mientras que al día siguiente ejerció de disidente al romper la hilera en un tramo adoquinado. El Etixx-Quick Step, por aciertos y errores entre tractores, dio mucho que hablar durante el fin de semana como también Bonifazio, que ganó a muchos kilómetros de distancia, en Lugano, y, además de los besos de azafatas, recibió alguno con más amor. Cariño no transmitían precisamente las miradas de los ciclistas del Vini Fantini en su presentación. ¿Estarían vigilando al infiltrado Cadel Evans? Desde luego, el australiano estaba vestido para tomar la salida. Es el recorrido realizado por las cámaras de BettiniPhoto© y su Sprint Cycling Magazine.

OHN, KBK, Lugano

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios