Nibali repite la historia

En 2014 le funcionó, y en la presente temporada parece ir pisando sobre idéntico camino. La segunda apuesta a todo o nada por el Tour de Francia de Vincenzo Nibali ha recibido, por segundo año consecutivo, la confirmación de que su preparación parece idónea. El líder de Astana se ha impuesto en el montañoso campeonato de Italia en línea y vestirá la tricolore durante otros 12 meses.

El recorrido, con doble ascensión a la Basilica di Superga muy del estilo de la Milán-Turín—, ha dado un buen juego al romperse antes de la subida final. Sin esconderse, Lo Squalo y su equipo han seleccionado en el primer paso, para pasar al ataque en el descenso. Reputado bajador, el siciliano se ha marchado junto a Francesco Reda (Team Idea 2010 ASD) y Diego Ulissi (Lampre-Merida), dejando atrás a ciclistas como Domenico Pozzovivo o Davide Rebellin, quienes estaban mostrando una notable fortaleza.

La esperada victoria de Vincenzo Nibali ha costado, quizá, más de lo esperado, en parte gracias a un Reda muy sólido que se ha agarrado a la rueda del gran favorito hasta los dos últimos kilómetros. Finalmente, la última aceleración de Nibali ha sido buena y le ha dado el triunfo. Si Astana permitirá diseñar una tricolore en condiciones es una incógnita, pero lo que parece seguro es que el vigente ganador del Tour llega, al fin, en óptimas condiciones para la defensa de su dorsal 1 en carreteras francesas.

CLASIFICACIÓN

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios