La Cara y la Cruz del Tour de Flandes

El primer monumento de pavés de la temporada ha servido para ir confirmando alguna de las sensaciones que hemos ido recopilando durante las carreras previas que nos han aproximado hasta este Tour de Flandes. Con las miras puestas ya en la Paris – Roubaix, os dejamos con el análisis de Zonamatxin, la Cara y la Cruz de De Ronde.

Cara

Alexander Kristoff (Katusha): el indiscutible gran protagonista de la carrera. Era uno de los principales favoritos y, en su estado de forma, pudo perfectamente haber esperado hasta la meta para esprintar. Sin embargo, decidió arrancar con Niki Terpstra y jugar a ser valiente desde lejos. La apuesta no pudo salirle mejor y se llevó un triunfo plácido cumpliendo su sueño de la infancia. Segundo monumento para el genial noruego.

Tiesj Benoot (Lotto Soudal): 21 añitos tiene la criatura. Se debut en un monumento con los mayores ha dejado unas sensaciones tremendas y ha metido miedo de cara al futuro. Sabiendo moverse, mostrándose muy cómodo en todo momento y sumando un quinto puesto que es su sexto top ten en una clásica de la temporada. ¿Hemos dicho ya que solo tiene 21 años?

Benoot TF

Juventud y desparpajo para un Tiesj Benoot que promete estar delante muchos años en las grandes clásicas

André Greipel (Lotto Soudal): uno de los grandes animadores de la jornada. Pieza clave de un fantástico Lotto. Se movió, incomodó al pelotón con sus ataques, tiró buscando a Terpstra y Kristoff cuando fue necesario y mostró en todo momento una fortaleza impropia de él en un escenario en el que no está acostumbrado a brillar. Su 15º puesto en meta es el mejor resultado de su carrera en un monumento. La carrera del domingo debería hacerle replantearse su potencial para darlo todo en próximas ediciones de De Ronde.

Cruz

Coches neutro: bastantes riesgos asumen ya los ciclistas cada vez que cogen la bicicleta como para tener que estar pendientes también de los conductores de los coches de la organización. Dos “despistes” mandaron a casa a Jesse Sergent y Sebastian Chavanel, que no tenían culpa de nada. Tirón de orejas obligatorio para la organización que deberá mirar con lupa estos detalles en las próximas ediciones si quiere evitar males mayores.

Sep Vanmarcke (LottoNL –  Jumbo): se le resiste, y de qué manera, la victoria esta temporada al belga. Su imagen descolgado luchando por entrar al grupo cabecero y reventando apenas a 50 metros de ellos, forma parte ya de la historia contemporánea del ciclismo. Una nueva decepción la sufrida este domingo por un Vanmarcke que acudirá a Roubaix a intentar salvar la temporada a todo o nada.

Vanmarcke TF

Mucho sufrimiento para el belga. Fue incapaz de reenganchar con el grupo principal y sufrió el resto de la prueba

Team SKY: los hombres de negro controlaron la carrera en sus primeros tramos y la bloquearon cuanto pudieron pensando en sus líderes Bradley Wiggins y Geraint Thomas. El primero simplemente no tuvo su día y no contó en ningún momento con opciones de victoria y el segundo, quizás el que mejor forma física parecía traer, se quedó solo en los momentos decisivos y falló a la hora de salir al ataque bueno, quedándose sin opción alguna de pelear por su primer monumento. Mucho por mejorarlos británicos si quieren llevarse la Paris – Roubaix.

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios