La calidad de Anthony Turgis

No es fácil alcanzar la victoria en tu primera temporada profesional. Es una meta compleja, la cual sólo un pequeño porcentaje de corredor logra alcanzar, más aún si esa victoria es una clasificación general. Ese fin lo logró Anthony Turgis (Cofidis, 1994) el pasado fin de semana. Boucles de la Mayenne (2.1), una de las vueltas por etapas más jóvenes del calendario francés, comprobó como un joven de 21 años recién cumplidos inscribía su nombre en el palmarés.

El corredor de Cofidis, el más joven de la formación gala, no se lo pensó dos veces cuando se filtró en el corte decisivo de la segunda etapa y atacar a sus compañeros de aventura para alcanzar la línea de meta de Lassay-les-Châteaux con suficiente ventaja para celebrar el triunfo. Un éxito que unido al buen desempeño en el prólogo -15º- y a permanecer atentos al desenlace de la última etapa -8º- le permitió adjudicarse la general por delante de Andrea Pasqualon y Pierre – Luc Perichon.

Un doble éxito que no sólo confirma los buenos resultados que traía de campañas anteriores si no que también confirma el positivo porvenir de Anthony Turgis. En el último año junior sumó sendos segundos puestos en la Paris – Roubaix y en el Campeonato de Europa en línea además de finalizar séptimo en la Copa del Mundo de ciclocross, su otra especialidad. En la disciplina invernal, al igual que otros tantos jóvenes prometedores, acusó el cambio a categoría sub23 y tras un año compaginando el barro y los prados con el asfalto abandonó prácticamente la competición en el invierno pasado.

Para aquél entonces Anthony Turgis ya había firmado su primer contrato profesional con Cofidis gracias, en buena parte, a los dos resultados más destacados del año. Sin el prácticamente fueron dos actuaciones lo que le valieron el salto al campo pro. El triunfo en la Liège – Bastogne – Liège U23, donde impuso su velocidad en un grupo donde figuran los hoy también profesionales Dylan Teuns (BMC), Tiesj Benoot (Lotto – Soudal) o Pierre – Roger Labour (Ag2r – La Mondiale), fue el único éxito de un año donde su subió al podio del Campeonato de Europa al finalizar tercero tras Stefan Küng y Iuri Filosi.

Dos competiciones que le valieron un contrato, dos puestas de manifiesto de las condiciones que mantiene como ciclista. Si algo hay que destacar de Anthony Turgis es la versatilidad propia de un joven de su edad donde realmente no llegar a destacar en ninguna faceta pero que mantiene grandes aptitudes en el plano y en subidas cortas y posee una notable punta de velocidad. Condiciones que ya ha puesto de manifiesto entre profesionales, en su año de debut sumando triunfos para un necesitado Cofidis donde su líder Nacer Bouhanni pese a ganar en la segunda etapa del Dauphiné no acaba de levantar el vuelo como esperan en la formación gala. Y es que Cofidis, con el desembolso que realizó en fichajes, apenas suma ocho victorias en 2015, dos de la mano de un Anthony Turgis del que no sería extraño verle repetir en alguna prueba del calendario francés de aquí a final de campaña.

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios