Kennaugh, bonne opération

Una jugada táctica maestra, acompañada de unas piernas fuertes para llevarlas siempre son un apuesta segura. Una bonne opération, como la ejecutada por Peter Kennaugh (Sky) en la jornada inaugural del Critérium du Dauphine. El campeón británico en ruta, tras haber entrado en un pequeño corte, aprovecho el aliento de la neutralización para impulsarse en solitario a por la victoria, con un demarraje a falta de casi dos kilómetros que no pudo ser contrarrestado por el pelotón.

El acertado diseño de la etapa ha sido, precisamente, causante en buena medida de la espectacular y sorprendente resolución que deja a Kennaugh como líder con doce segundos de renta con el grueso de los favoritos. Un circuito en Albertville, salpicado por un única cota a la que ascender en hasta cinco ocasiones, fue la causante de ofrecer unos últimos kilómetros vibrantes, tras los más de 100 kilómetros implacable persecución en busca de unos voluntariosos mas condenados Thurau, Guillemois, Teklehaimanot y Wynants. Jugando con su cercanía a meta, el último paso se convirtió en un sálvese quien pueda, con numerosos ataques de los que fructificó un grupo de cinco unidades con, entre otros, Gorka Izagirre (Movistar Team) y el propio Kennaugh.

No obstante, un entendimiento no del todo completo entre ellos y la presión inicial del pelotón se echó rápidamente encima de la joven escapada… lo que aprovechó Kennaugh para marcharse por su cuenta. Un ataque progresivo que volvió a abrir el margen perdido y que le llevaría directamente hasta la victoria de etapa. La falta de fuerza de un grupo carente tanto de velocistas como de gregarios de garantías, el enrevesado final y la fuerza del hombre del Sky resultaron definitivos para que cruzara la línea de llegada dos segundos antes que Sacha Modolo (Lampre – Merida), hombre que dio tiempo al grupo de favoritos sin más ausencias destacadas que la ya conocida de Gert Dockx.

El italiano, al menos, mañana tendrá la oportunidad de resarcirse con el final en Parc des Oiseaux Villars-les-Dombes: última oportunidad para los hombres rápidos y primer contacto con la montaña con el Col de Cuvery (8’7 km al 6’7%), hueso duro de roer pero situado a 100 kilómetros de la conclusión.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL

VÍDEO DE LA ETAPA

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios