INVERSIÓN EN CICLISMO, OPORTUNIDAD ESTRATÉGICA

El presente artículo coincide con la inauguración oficial de esta sección en Zona Matxin, cuyo contenido versa sobre la inversión de capital en el mundo del ciclismo, en relación con su rentabilidad económica.

Para Zona Matxin es un objetivo mostrar al gran público el potencial de rentabilidad económica que supone la inversión en ciclismo para las entidades que patrocinan un equipo, las marcas que representan una competición, una ciudad que acoge el paso y/o estancia de un gran evento ciclista, o simplemente, el uso de un medio de comunicación para el desarrollo de campañas publicitarias a través de su cartera de lectores, seguidores en las redes sociales y otros canales digitales.

Se trata de una sección con un sesgo eminentemente económico y empresarial, ligado con la mercadotecnia, la publicidad y la responsabilidad social corporativa (RSC).

Ciclismo, deporte de masas y máxima visibilidad de las marcas. <strong> BettiniPhoto© <strong>

Ciclismo, deporte de masas y máxima visibilidad de las marcas.  BettiniPhoto©

Con carácter general, las empresas se articulan con base en una serie de subsistemas operativos, que muchas veces son específicos de cada tipo y tamaño de organización. Sin embargo son tres las áreas funcionales que se erigen como denominador común en todas ellas:

  • Área de producción. Su función es generar valor añadido sobre los productos/servicios que ofrece la compañía.
  • Área financiera. Su función es dotar a la empresa de un pulmón financiero en forma de liquidez para poder hacer frente a los gastos ordinarios.
  • Área comercial. Su función es transferir al mercado los productos/servicios que ofrece la empresa. Pero no solo se trata de vender, sino de generar y consolidar una imagen, y muchas veces potenciar una marca (branding). Es decir, su función también es prestigiar, que jerárquicamente se halla por encima de vender.

Subsistemas empresa ZM

De estas tres áreas, todas imprescindibles, la inversión en ciclismo juega un papel trascendente sobre el área comercial.

Efectivamente, el ciclismo actúa como catalizador y coadyuvante en la transferencia de productos y servicios al mercado, favoreciendo el incremento del volumen de ventas y la generación de negocio. Además, de forma complementaria y en sinergia con lo anterior, quizá sea aún más atractivo para la empresa, la capacidad que otorga el ciclismo a las organizaciones para ensalzar su imagen social, su marca, y finalmente, sus productos o servicios, que de forma inherente son vinculados a valores vitales como el esfuerzo, la constancia, la capacidad de superación, el trabajo en equipo, el compromiso, la excelencia, el cuidado por los detalles, un estilo de vida saludable, el respeto por el medio ambiente y la sociedad, etc. Todos ellos radicados en el ciclismo.

En esta sección se van a gestar análisis de detalle con todos los aspectos anteriores. Estos análisis se van a desarrollar desde un punto de vista cualitativo, pero también cuantitativo, vinculado al uso de indicadores de rentabilidad económica, como el VAN (Valor Actual Neto), el TIR (Tasa Interna de Retorno), o el ROI (Return on Investment – retorno sobre la inversión). Éste último es uno de los referentes para el análisis de la rentabilidad de una inversión en publicidad. Se hará mención a inversiones concretas declaradas públicamente por los responsables de las empresas, en donde explican su caso de éxito gracias al ciclismo.

Los datos avalan que invertir en un deporte como el ciclismo, con unas condiciones diferenciales que no existen en otros deportes y que serán objeto de análisis, supone una oportunidad estratégica, de bajo riesgo, con una rentabilidad potencial muy atractiva.

Queridolector1

Rubén Diego Carrera@Ru0027

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios