Imperial Lutsenko en Berna

Hay días en que las victorias saben especialmente bien. Parece el caso de hoy en la Vuelta a Suiza para Aleksey Lutsenko. El de Astana se ha metido en la fuga buena, ha atacado, ha tomado toda la responsabilidad, y finalmente ha rematado con suficiencia. De poco le sirvió a Jan Bakelants (AG2R – La Mondiale) no darle un solo relevo en los últimos kilómetros. Confiado, el prometedor ciclista kazajo se encargó en solitario de mantener a raya a sus más inmediatos perseguidores y, recuperando fuerzas por un breve instante con un parón bajo el triángulo rojo, superó fácilmente a su rival en el sprint de dos.

La fuga de 19 ciclistas que incluía al a la postre ganador de la etapa también contó entre otros con Michal Kwiatkowski (Etixx-Quick Step), Warren Barguil (Giant-Alpecin), Michael Albasini (Orica-GreenEDGE) o Winner Anacona (Movistar). La imponente presencia del jersey arcoíris pasaba a no serlo tanto cuando el polaco cedía ante los primeros ataques en la zona ascendente de la última vuelta del circuito de Berna.

Entre las diversas arrancadas se destacó precisamente la de Lutsenko con Bakelants acercándose a los últimos 10 kilómetros. Desde el principio el kazajo asumió la responsabilidad exclusiva en cabeza, con el belga sellado a su rueda. Nada de ello pareció mermar sus fuerzas y, ante la falta de colaboración por detrás, terminaron jugándose la etapa con cierta calma, con resultado favorable para el de Astana.

Thibaut Pinot (FDJ) recibió un pequeño susto de cara a la general cuando un grupo que incluía a rivales directos como Thomas. Dumoulin y Spilak se marchó en la zona final de la etapa. En meta fueron apenas tres segundos. Tal vez no sea significativo, pero todo cuenta de cara a la larga contrarreloj individual con que concluirá mañana la ronda helvética.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios