Gerrans y Küng, abandonos ilustres

El Giro de Italia vivió camino de Vicenza una etapa de muchísimos desgaste físico, pero también de caídas con importantes consecuencias. Se multiplican los abandonos. Entre los más afectados, cabe señalar a un corredor que está sufriendo una catarata de caídas y lesiones desde antes incluso de que comenzara la temporada 2015: el autraliano Simon Gerrans.

El jefe de filas de Orica-GreenEdge tenía en mente la oportunidad de disputar esta llegada como uno de sus grandes objetivos en la corsa rosa, pero se fue al suelo y el equipo ha decidido que no siga en carrera. Después de la fractura de clavícula mientras hacía la preparación invernal y su accidente -y fractura en la cabeza del radio- en su primera carrera, la Strade Bianche, Gerrans ve de nuevo interrumpida su programación deportiva. En el equipo australiano han decidido que se tome unos días de descanso y empiece a pensar en el Tour de Francia.

Peor todavía fue lo sucedido al joven Stefan Küng, quien ha sufrido una fractura por aplastamiento en una de sus vertebras. El talento de BMC estará varios meses de baja, por lo que su regreso en 2015 sólo será posible a partir de septiembre y más con el objetivo de comprobar que vuelve a competir sin dolores que con la intención de estar de nuevo en disposición de pelear por victorias, algo que ya ha conseguido en su primera campaña como profeisonal.

Otros dos corredores que no seguirán en el Giro de Italia son Jaroslaw Marycz y Manuel Belletti. Lo más preocupante es el caso del ciclista polaco de CCC, con múltiples erosiones en el rostro, pero fuera de cualquier peligro.

 

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios