¿Es legal el récord de la hora de Wiggins?

El récord de la hora de Bradley Wiggins se ha convertido en todo un fenómeno mediático en Gran Bretaña hasta el punto de haber acaparado portadas de la prensa general. Pero no todos están igual de satisfechos con lo que sucedió en el velódromo. Uno de los entrenadores de Alex Dowsett, Steve Collins, se ha mostrado muy crítico. Tanto que incluso cuestiona la propia legalidad del registro del campeón mundial y olímpico, un tiempo que precisamente supuso dejar a Dowsett sin la mejor marca.

Collins ha explicado: “Para los intentos del récord de la hora, es necesario que todo el material que se usa pueda estar al alcance de todo el mundo. Lo que no ha sucedido, puesto que Wiggins ha uasdo un manillar especialmente moldeado para sus manos. La normativa de la UCI es tajante y obliga a que las bicicletas y sus accesorios deban ser de un tipo que esté o pueda ser comercializado para su uso por el conjunto de los practicantes del deporte ciclista“.

Steve Collins también ha sido crítico con la presencia de miembros de la Federación Británica, como Shane Sutton, quien al parecer apoyó a Wiggins durante la disputa del récord de la hora, un detalle que según él tampoco es legal.

La respuesta del entorno de Wiggins no ha tardado en llegar: “El manillar ha sido hecho bajo un nuevo sistema de fabricación, pero Pinarello lo está ofreciendo comercialmente. Es cierto que es la primera vez que se hace a este nivel, pero el año pasado ya se hizo un cuadro entero de mountain bike y ciertas partes de las bicicletas han sido hechas siguiendo este proceso tanto en Estados Unidos como en Australia”.

Lo cierto es que en la página web de Pinarello hay un extenso informe de 11 páginas para describir todas y cada una de las piezas de la bicicleta con la que Wiggins ha batido el récord de la hora. Por lo que respecta al manillar se indica: “Las tecnologías estandar como CNC se dilatarían demasiado y serían también demasiado caras para ser empleadas, así que utilizamos un sistema diferente de fabricación conocido como “3D-Printing” para fabricar el manillar de titanio. Las capacidades de esta tecnología permiten producir un pequeño lote de manillares, cada uno diferente del resto. Este método puede ser usado para conseguir un servicio similar a los clientes de Pinarello a través de la compañía”.

Sobre el apoyo federativo, se argumenta que Sutton respalda a todo el que le pide ayuda y que Wiggins lo solicitó por no estar ahora mismo en una estructura tan potente como la que puede ser Movistar, equipo que ayudó a Dowsett durante su intento de récord de la hora.

Al final, como suele ocurrir con todas estas polémicas, es la Unión Ciclista Internacional la que tiene la última palabra y la que debe decidir sobre la validez del material empleado por Bradley Wiggins.

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios