El dopaje en cifras: mitos y realidades

Todos los ciclistas se dopan. Ese es el mensaje que muchas veces se lanza desde los medios de comunicación. Pero, ¿es la realidad? El Movimiento Por un Ciclismo Creíble (MPCC) es una asociación que aglutina a muchos equipos, patrocinadores e instituciones del ciclismo y que tiene un doble objetivo: por un lado, luchar contra el dopaje autoimponiéndose normas más rigurosas incluso que las de la UCI. Por otro, difundir la realidad del dopaje en el ciclismo y… en todo el deporte profesional derribando los mitos construidos con tópicos. Vayamos con las cifras publicadas por el MPCC. Sólo así podremos diferenciar mitos de realidades.

En los cuatro primeros meses de 2015 -primer tercio del año-, el ciclismo ha sido el sexto deporte con más casos positivos. Y eso teniendo en cuenta que el ciclismo es el más transparente de todos a la hora de anunciar los positivos y, también, es el más perseguido con controles minuciosos y con un pasaporte biológico que muchos otros deportes todavía no aplican. En cocnreto, el ciclismo está por detrás en casos de dopaje de deportes como béisbol, atletismo, halterofilia, fútbol y rugby. Las cifras no admiten discusión.

El béisbol ha vivido 17 casos de dopaje. El atletismo ha concentrado 16. La halterofilia ha sumado 12. El deporte rey, el fútbol, ha arrojado 6 positivos mientras que el rugby, cinco. El ciclismo es sexto en este ranking con cuatro positivos. Luego vienen la natación (3), el fútbol australano (2), el hockey hielo (2), golf (2) y boxeo (2). Por países, el récord absoluto es para Bulgaria, con 12 positivos.

Yendo a un análisis más pormenorizado del ciclismo, cabe analizar los cuatro positivos, todos ellos masculinos. Por especialidades, cabe decir que el mountain bike no ha vivido ningún positivo; en la pista ha habido uno mientras que en la carretera han sido tres, uno de ellos en la categoría WorldTour y dos en la categoría continental.

 

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios