El camino inverso de Daniel Jaramillo

Son muchos, la inmensa mayoría de ciclistas colombianos, los que tras una primera etapa profesional en su Colombia natal emprenden camino a los equipos del World Tour. Otros pocos apuran su etapa de formación en Europa, formaciones amateurs españolas y en la categoría dilettanti italiana principalmente, antes de dar el paso al profesionalismo y sólo unos pocos emprenden camino al pujante ciclismo norteamericano en busca de asentarse y crecer en un calendario de calidad antes de dar el paso definitivo.

Ese trayecto, de Colombia a Estados Unidos, emprendió Daniel Jaramillo (1991) después de convertirse en uno de los jóvenes con mayor proyección. De hecho del ciclista antioqueño fue el segundo ciclista de la historia en lograr la victoria en las dos pruebas por excelencia de la categoría junior, Vuelta del Porvenir, y de la categoría sub-23, Vuelta de la Juventud. Allí batió a otras jóvenes promesas como Darwin Pantoja, Ronald Gómez o un Isaac Bolivar que, al igual que él, emprendió viaje rumbo a Estados Unidos para integrarse en las filas del Unitedhealthcare de categoría profesional continental.

Triunfos a los que unió actuaciones destacadas en los Campeonatos Panamericanos de 2011, donde fue segundo en la prueba contrarreloj sub23 tras el panameño Ramón Carretero, el tercer puesto en la general de la Vuelta a México’12 y Clásica de Rionegro’13, ambas ganadas por Oscar Sevilla, o el también importante 4º puesto en la Vuelta al Tolima’13 tras tres referencias del calendario colombiano: el propio Oscar Sevilla, Rodolfo Torres y Freddy Montaña.

El sueño americano

Jamis – Hagens Berman, gestionado por el argentino Sebastian Alexandre y por tanto con un toque latino desde la propia gestión, venía de completar su mejor temporada gracias a un nombre propio: Janier Acevedo. El ciclista colombiano logró las tres victorias que cosechó el equipo en la campaña 2013 siendo la referencia de una formación que logró tener presencia a lo largo del calendario norteamericano gracias a su escalador que logró alzarse con el título del America Tour. Su bagaje le llevó a las filas de Garmin- Sharp pero su equipo ya tenía sustituto. Llegó bajo su consejo, así aterrizó Daniel Jaramillo.

El escalador colombiano llegó para convertirse en la nueva referencia de la formación estadounidense junto al costarricense Gregory Brenes. Dos escaladores a falta de uno para un equipo que aspiraba a dar un salto de calidad con fichajes como el de el ex Movistar Team Eloy Teruel. Daniel Jaramillo no desentonó en su papel logrando en su primer año una destacada actuación en el Tour of the Gila, donde cosechó dos etapas y el 5º puesto en la general final. Repitió misma posición en The Philadelphia Cycling Classic mientras que en las tres pruebas por excelencia completó actuación entre los 20 primeros, California, Utah y Colorado.

Renovó contrato con Jamis-Hagens Berman dispuesto a cumplir el salto de calidad que le lleve a su objetivo, el World Tour. En esas está. Cumplió su meta en el Tour de San Luis después de estar con los mejores en la montaña y no desentonar en la contrarreloj para finalizar 8º en la clasificación general. Aprovechó su buen momento de forma para colgarse la plata en el nacional en ruta tras Robinson Chalapud mostrando otra de sus cualidades, la punta de velocidad. Así Daniel Jaramillo se clasificó por delante de Jeffry Romero, Rigoberto Urán, José Serpa o el defensor del título, Miguel Ángel Rubiano.

Dos meses sin competición hasta la llegada del Tour of the Gila, punto de partida de las pruebas más prestigiosas de Estados Unidos. Un comienzo para seguir poniendo los pilares para lograr dar el salto. Base que sigue construyendo merced al 2º puesto cosechado en la clasificación general y en otros dos parciales. Una actuación que supone un refuerzo antes de la llegada de uno de los principales objetivos del año, el Amgen Tour of California, donde se darán cita hasta ocho formaciones del World Tour, su anhelo.

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios