Diez conclusiones tras el Giro de Italia

1. Un Giro de Italia de aúpa. De los buenos, de los que se recuerdan en el tiempo y se echan en falta en la lejanía. De los emocionantes, de los intensos, de los que no había día de transición alguno. El recorrido hizo y el corredor dispuso una carrera brillante, llena de grandes tardes de ciclismo, de entrega, de lucha y de bellas victorias. Sin descanso, sin cuartel, hasta el circuito de Milán ofreció espectáculo, el mejor final para uno de los mejores Giro de Italia de los últimos tiempos.

2. Un dominador no ganador. Dominó, controló pero no ganó. Ejerció un férreo control a sus rivales, domino las distintas situaciones de la carrera salvando, incluso, dos caídas pero no consiguió levantar los brazos en ninguna ocasión, al igual que en la victoria de 2008. Alberto Contador fue el mejor del Giro de Italia gracias a los tres mazazos que dio a la clasificación general en la contrarreloj, en la jornada del Mortirolo y en el Monte Ologno y a partir de ahí jugó y administró la ventaja frente a unos rivales que si bien es cierto nunca incomodaron el liderato del ciclista madrileño.

3. De tácticas extrañas al triunfo. Astana fue un factor determinante en el transcurso del Giro de Italia, pero como determinante también fue un cúmulo de fatales escenas tácticas donde no aprovechó la superioridad numérica para poner trabas al liderato de Alberto Contador. Los kazajos, con Fabio Aru y Mikel Landa al frente, se exhibieron con cinco triunfos parciales, el segundo y tercer puesto, mejor joven y mejor equipo pero pecaron de no intentar acceder al primer puesto de la general de una forma más sólida.

4. La consolidación de Mikel Landa. Venía de hacer uno gran mes de abril con triunfo parcial en país Vasco y el segundo puesto en el Giro del Trentino, unos antecedentes que pese al nivel de los mismos no hacían pensar en completar un fabuloso Giro de Italia. El escalador vitoriano se hizo con dos etapas y ocupo la tercera posición de la general consolidándose a sus 25 años como unos de las mejores opciones del ciclismo español para los próximos años.

5. La entrega y el carácter de Ryder Hesjedal. Comenzó con malas sensaciones, lejos de los mejores en el primer tercio de Giro de Italia, perdido en la clasificación general. Llegó la segunda mitad de carrera y el ganador de 2012 volvió a mostrar su mejor versión gracias a su valía y un carácter ofensivo que le llevó a escalar hasta la quinta posición final siendo uno de los mejores corredores en la montaña.

6. Una extraña clasificación general. Las retiradas de Domenico Pozzovivo y Richie Porte, el mal Giro de Italia de Rigoberto Urán y Jurgen Van den Broeck dio oportunidades a otra serie de ciclistas que no están acostumbrados a luchar por las primeras posiciones de la clasificación general. Así el propio Mikel Landa finalizó tercero, Andrey Amador cuarto, Damiano Caruso octavo, Alexandre Geniez noveno y Yuri Trofimov décimo. Actuaciones y posiciones que para todos ellos pueden suponer un salto en su carrera deportiva.

7. La volata no encuentra dominador. Elia Viviani, Michael Matthews, André Greipel y Sacha Modolo por partida doble lograron imponerse en las llegadas masivas en una edición del Giro de Italia donde los velocistas no tenían muchas situaciones favorables y que en dos de ellas vieron como la fugaba derrotaba al pelotón.

8. Diferencias abismales. La dureza y el ritmo de carrera que tuvo el Giro de Italia se vieron reflejadas en las amplías diferencias que encontró la clasificación general. Únicamente 18 corredores lograron finalizar a menos de una hora de Alberto Contador mientras que el top10 lo cerraba Yuri Trofimov a más de 16’ del ciclista de Tinkoff – Saxo. El último corredor, Marco Coledan que luchó por ocupar el farolillo rojo, finalizó a 6h40’.

9. Dominio de los equipos del World Tour. Los cinco equipos invitados al Giro de Italia apenas molestaron a las escuadras de la primera categoría robándoles únicamente protagonismo en las escapadas y la victoria de etapa que logró Nicola Boem para la Bardiani – CSF. La clasificación general obró de la misma forma ocupando el primer corredor el puesto 22º a más de 1h20’ de la mano de Stefano Pirazzi confirmando de esta manera las notables diferencias que existen entre ambas categorías.

10. Un gran Giro de Italia para los intereses españoles. La clasificación general de la mano de Alberto Contador, el tercer puesto de Mikel Landa y sus dos etapas, la victoria de etapa de Beñat Intxausti, el cuarto puesto de Andrey Amador y la general de la montaña de Giovanni Visconti para los intereses de Movistar Team y la general de equipos de Astana con la ayuda de Mikel Landa y Luis León Sánchez fue el bagaje para el ciclismo español en una competición que verdaderamente fue de color de rosa para los nuestros.

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios