Coquard repite y Contador confirma

La última etapa de la Route du Sud más mediática de la historia ha confirmado los planes que la lógica dictaba sobre ella. Aupada por el duelo de titanes entre dos de los máximos candidatos al Tour de Francia (Alberto Contador y Nairo Quintana), y confirmada por la presencia de las cámaras de Eurosport en sus carreteras, la hasta ahora humilde cita gala se ha convertido, con el permiso del Tour de Suisse, en la gran protagonista de la semana. Todo un éxito, basado en la menor carga física que supone respecto a otros previos al Tour de Francia, culminado con un día largo, pero tranquilo para los favoritos, en el que Bryan Coquard (Europcar) ha impuesto su superior velocidad en la sinuosa llegada a Gaillac y Contador ha confirmado su triunfo en la clasificación general.

No obstante, la tranquilidad no ha sido sinónimo de apacibilidad, y todo gracias a la combatividad de los equipos españoles Caja Rural – Seguros RGA y Murias Taldea. A pesar de lo predecible del terreno a recorrer, supieron jugar sus cartas y situar en la fuga de la jornada a sus hombre mejor situados en la clasificación general. Ricardo Villela por parte de los navarros y Mikel Bizkarra en el seno del conjunto vasco, ambos con tres minutos largos de pérdida respecto al pinteño, obligaron con su presencia en la escapada de diez ciclistas que, si bien no puso en apuros reales al vigente campeón del Giro d’Italia, sí obligaron a ponerse el mono de trabajo a los ciclistas de Tinkoff-Saxo, solos hasta la llegada de los últimos kilómetros en las tareas de neutralización.

De hecho, la falta de apoyos de los asalariados del magnate ruso parecía indicar que los aventureros, al menos, iban a conseguir el premio de luchar por la victoria de etapa, con una renta cercana a los dos minutos con apenas quince kilómetros por delante. No obstante, la entrada de Auber 93 o Cannondale-Garmin por delante acabó consiguiendo lo que parecía imposible, y redujo a nada el margen a falta de dos kilómetros, cuando Jérôme Cousin (Europcar), retrasando lo máximo posible el desgaste por parte de sus compañeros de equipo, fue capturado.

Ese fue el momento de la verdad para los gregarios del conjunto de Jean-Rene Bernaudeau, que con aire fresco incrementaron el ritmo del grupo principal y estiraron el pelotón ante las inminentes curvas que precedían a la línea de meta de la localidad occitana. Demostrando a la par habilidad y fuerza, Coquard supo tomar la primera posición antes de la última curva, a apenas 150 metros del final, que dejó sin margen de reacción a ninguno de sus rivales. Con pasmosa suficiencia, el de Saint-Nazarie tuvo tiempo para celebrar el triunfo varios metros antes de producirse, ante la impotencia de unos Lorrenzo Manzin (FDJ.fr) y Leonardo Duque (Colombia) que solo pudieron luchar por las plazas de honor.

Se trataba, por un lado, de la cuarta victoria del galo en lo que vamos de campaña, todas logradas en su propio país; y de la segunda clasificación global lograda por Contador en el presente curso tras su imponente Giro. El madrileño, en su primera competencia tras lograr la Corsa Rosa y la última antes de encarar el intento de doblete,marca territorio ante las dudas existentes frente a su estado físico tras la dureza de la gran vuelta transalpina. El mejor, dentro de una Route du Sud dominada por equipos y corredores españoles, en la que Movistar ha sido segundo con Nairo Quintana; Alberto Gallego ha dado un protagonismo inesperada a los lusos de Onda-Boavista; y los mencionados Bizkarra y Villela han rozado el top-10 global para sus respectivas escuadras.

Clasificación de la etapa

Clasificación general

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios