Castilla y León, con un perfil para escaladores

La presentación de la Vuelta a Castilla y Léon nos ha permitido conocer la notable participación de equipos invitados, pero también los recorridos de una prueba que se disputará el próximo fin de semana: del 17 al 19. La prueba por etapas ha dado a conocer unos trazados muy buenos para los escaladores y, además, con el toque original del paso por Portugal y de la subida a uno de los puertos más míticos del país vecino: Torre.

Yendo por partes, la Vuelta a Castilla y León de 2015 arrancará con una etapa de 157,4 kilómetros entre Ávila y Alba de Tormes. En principio, parece el día señalado para los velocistas, aunque lo cierto es que no hay muchos inscritos en la ronda de Cadalsa. La etapa incluye tres altos (uno de 2ª, Navalmoral, y dos de 3ª), pero el último está a 60 kilómetros de la meta, por lo que ese día veremos un duelo entre Andrea Palini (Skydive), Carlos Barbero (Caja Rural), Enrique Sanz (Movistar)…

La segunda etapa tendrá como salida la localidad portuguesa de Guarda. Y es, sobre el papel, un día realmente duro. Para empezar, los corredores deberán afrontar nada menos que ¡208 kilómetros! Además, deberán ascender el alto de Penhas Douradas (corto pero duro), de 1ª, y posteriormente la subida a Torre, con sus casi 2.000 metros de altitud y con sus muchísimos kilómetros de ascensión e incluso de falso llano cerca de la cima. La segunda parte de la etapa será mucho más llevadera pero a esas alturas la selección ya habrá sido hecha y resulta imposible pensar que los velocistas puros hayan podido pasar con los mejores dos puertos de esa entidad. La meta estará instalada al lado mismo de la frontera, pero ya en territorio español: Fuentes de Oñoro.

La tercera etapa seá la reina de la Vuelta a Castilla y León y ofrecerá un perfil diametralmente opuesto al del día anterior. Salida en Zamora y meta en el alto de Lubián. En total, 179 kilómetros y dos puertos. Pardonelo (2ª) se coronará a 16 kilómetros de la línea de meta y luego se afrontará la ascensión final a Lubián (1ª), un puerto de algo más de seis kilómetros y de dureza más que suficiente para romper el pelotón en mil pedazos y dictar la sentencia definitiva de la carrera.

PERFIL DE LA 1ª ETAPA

PERFIL DE LA 2ª ETAPA

PERFIL DE LA 3ª ETAPA

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios