Cara y Cruz de la Tirreno Adriático

Se acaba uno de los grandes placeres de la temporada para los aficionados al ciclismo: el de poder simultanear en la tele París-Niza y Tirreno-Adriatico. Como ya hiciéramos con la ronda francesa y como haremos posteriormente con todas las vueltas por etapas del World Tour hasta final de temporada, os presentamos los nombres propios, para bien o para mal, de la ‘Carrera entre dos mares’: Cara y Cruz.

CARA

Nairo Quintana: En Colombia ya lo llaman el ‘Cóndor de las Nieves’, y no es para menos. Formó un auténtico lío en el Terminillo. Especialmente grabado se queda ese ataque de respuesta de Contador que, cuando estaba a apenas tres o cuatro metros, tuvo que sentarse y ver cómo el colombiano de 25 años se alejaba. Continuó haciendo una subida tremenda bajo el espeso manto de nieve que caída de ese cielo gris plomizo. Ni siquiera tuvo que arriesgar en la crono de San Benedetto. En esa lucha particular de los ‘capos’ de cara al Tour sale tremendamente reforzado.

Jens Debusschere: El campeón belga sigue dando pasos adelante en su carrera. En Cascina, de hecho, consiguió meterse en el sprint y aprovechó el caos de la caída entre Cavendish, Viviani y Modolo para conseguir su primera victoria en el World Tour. Sin ser el más rápido, ha sido capaz de aprovechar al máximo sus virtudes. Hasta ahora, este es el triunfo más importante de su carrera a sus casi 26 años de edad.

????????????

Peter Sagan: ¡Ya era hora! Llevaba sin ganar desde que se proclamara campeón de Eslovaquia el año pasado. En el último Tour acumuló segundas posiciones y el principio de esta temporada iba por el mismo camino. La carrera de Sagan se encontraba en un punto decisivo. Ganar pronto, reducir la ansiedad –muy patente en las primeras etapas de esta misma vuelta- y volver a ser el ‘killer’ que era… o quedarse estancado, perder ‘chispa’ con el paso de los años y quedarse en uno de esos ciclistas prometedores que terminan pasando a un segundo plano. Por ahora, opción A.

CRUZ

Vincenzo Nibali: Si Nairo es el gran ganador de esos ‘cuatro magníficos’ que van a pelear el Tour en julio, el perdedor fue el italiano. Asegura que no le asusta, que aún se encuentra muy lejos de su forma y es cierto que aún quedan cuatro meses, pero lo cierto es que fue totalmente incapaz de contrarrestar ningún movimiento. Ya en el muro de Crispiero sufrió para llegar en un grupo de 20 unidades, y sólo logró agarrarse por la inacción del resto de favoritos. El Terminillo fue otra historia. Por supuesto, esto no es nada definitivo, pero el ‘Squalo’ es por ahora el que más flaquea de los cuatro.

Mark Cavendish: Llevaba un gran inicio de temporada, pero el de la Isla de Man fue una sombra de lo que habíamos visto en febrero. Llegó a la carrera aquejado de un virus contraído en Sudáfrica, donde fue a entrenar. En cambio, en la primera etapa parecía el más fuerte hasta que se le salió la cadena. Después acabó todas las etapas en los últimos puestos, incluido el Terminillo, para abandonar camino de San Benedetto. Tiene, eso sí, el colchón de su gran inicio de año. Veremos este domingo en San Remo.

Los sprints de MTN-Qhubeka: Es una ‘cruz’ atípica, porque su trabajo no la merece. Frente a todos los equipos World Tour, la escuadra africana de segunda división fue capaz de dominar los últimos kilómetros de cada etapa y colocar su ‘treno’ como el más fuerte. Boasson Hagen y Goss demostraron haber encajado a la perfección en ese rol. Sin embargo, primero Tyler Farrar se vio superado en Cascina por corredores que, en teoría, no son los más rápidos del pelotón. En San Benedetto la ‘víctima’ fue Ciolek, superado por Sagan. Un gran trabajo que no obtuvo el premio deseado, pero sin duda está encaminado a darles alegrías en el futuro.

farrar

¿Te ha gustado? Déjanos un comentario

Comentarios