BMC golpea fuerte en la crono por equipos

El equipo BMC ha conseguido la victoria en la tercera etapa del Criterium del Dauphiné, el último gran test WorldTour en tierras francesas antes de la disputa del Tour de Francia. La crono por equipos, disputada sobre una distancia similar a la que posteriormente afrontarán los equipos en la gran ronda gala, era una de las etapas más importantes de este Dauphiné. Y lo cierto es que no ha defraudado a nadie, con las primeras diferencias entre los favoritos después de un exigente esfuerzo de 24,5 kilómetros entre Roanne y Montagny.

Los ciclistas más beneficiados de esta especialidad colectiva han sido los de BMC. Y eso es lo mismo que hablar de Tejay Van Garderen, la gran estrella del ciclismo estadounidense y un ciclista que ya ha sido quinto en dos ediciones del Tour de Francia (2012 y 2014) y que lucha por dejar atrás una irregularidad que le ha hecho fallar en muchos momentos determinantes de la presente temporada, pero también lograr victorias de prestigio, como la conseguida en uno de los finales en alto de la Volta a Catalunya. De todos modos, el maillot amarillo no está sobre sus hombros sino sobre los de Rohan Dennis.

También muy buena la contrarreloj de otros dos equipos con serias aspiraciones al triunfo en el Dauphiné… y en el Tour. Nos referimos a Astaná y Movistar. La escuadra de Vincenzo Nibali se ha dejado sólo cuatro segundos mientras que la liderada por Alejandro Valverde únicamente ha perdido cinco. Los dos salen con las aspiraciones intactas y la moral reforzada, puesto que el final de la crono no era precisamente para rodadores.

Los que han estado un punto por debajo de lo esperado son los corredores de Sky, quienes sólo han podido ser sextos y a 34 segundos del mejor tiempo. Chris Froome estará obligado a ir al ataque en los próximos días de montaña. Lampre-Merida, con los españoles Rafa Valls y Rubén Plaza, se han dejado 47 segundos y han sido octavos, un tiempo y un registro mejores que los que suelen firmar en la escuadra italiana, una de las beneficiadas por la dureza de la orografía, justo lo contrario que escuadras como Bora-Argon 18 (11º) o, sobre todo, Orica-GreenEdge (5º), formaciones que siempre firman grandes cronos por equipos pero que hoy no han podido desarrollar todo su potencial sobre el llano.