Barbero triunfa en las Américas

Sin duda, eran el conjunto a batir. Los ogros de una prueba venida a menos y repleta de continentales en la que solo UnitedHealthcare podía atreverse a mirarles de tú a tú en términos de categoría. Caja Rural-Seguros RGA desembarcaba por primera vez al otro lado del charco buscando promocionar sus marcas tanto en Estados Unidos como en Canadá. Y el resultado, sin duda, no puede ser mejor de cara a los intereses de Rotor, Alé o Fuji, gracias al inapelable triunfo de Carlos Barbero en un final hecho a su medida, en el que ha destrozado sin piedad a todos sus rivales e incluso ha tenido tiempo de celebrar la victoria durante los últimos metros.

Una victoria brillante en ejecución, que no es más que el fiel reflejo del excelente trabajo de los navarros durante los 173 kilómetros de la Parx Casino Philly Cycling Classic para llegar, precisamente, al escenario en el que el burgalés podría rematar a todos en el final en cuesta tan típico de esta carrera. Apoyándose sobre todo en el esfuerzo de Nano Grijalba, los hombres de verde han tratado de mantener un tempo fuerte de carrera, pero al mismo tiempo no quemar sus balas llevando a cabo la persecución de una posible escapada que tardó mucho en formarse, y que tuvo al local Robin Carpenter (Hincapie Racing) como principal protagonista.

Una aventura, obviamente, con los minutos contados y que fue controlada por el conjunto UnitedHealthcare. Con el ganador de los dos últimos años -Kiel Reijnen- en sus filas, los blanquiazules asumieron la responsabilidad de conducir el pelotón, paraguas bajo el que se cubrió el conjunto de José Manuel Hernández para ahorrar energía de cara a los momentos decisivos, impulsados por todo un viejo rockero como Chris Horner (Airgas Safeway). A pesar de sus conocidas 43 primaveras, fue el encargado de llevar a cabo la gran selección en el Manayunk Wall al toque de campana, llevándose a rueda un grupo de en torno a una quincena de unidades, entre los que se habían infiltrado tanto Amets Txurruka como Carlos Barbero. Los españoles, por lo tanto, eran los grandes beneficiados del corte en contraposición UnitedHealthcare, disueltos como un azucarillo ante la tentativa del antiguo pupilo de Matxin.

Durante la última vuelta, además, el entendimiento fue excelente por parte de Caja Rural-Seguros RGA, Jamis-Hagens Berman e Hincapie Racing, los grandes beneficiados junto al equipo de Horner, de modo que los aspirantes a la victoria quedaron reducidos a los miembros del propio corte, que se mantuvo unido a excepción de Connor McCutcheon hasta la cuesta definitiva. Momento de la verdad para los verdes, en el que supieron jugar perfectamente sus cartas para llevarse el gato al agua. Primero, mandando atacar a Txurruka, que formaría la primera selección y obligaría a sus rivales a desgastarse en búsqueda del ganador en Geilo; y manteniendo a la expectativa a Barbero, quien a rueda de Michael Woods puso tierra de por medio con los demás, para acabar rematándole en los metros decisivos.

Un triunfo espectacular, el segundo del año tras el logrado en la segunda etapa de la Vuelta a Madrid, y el octavo de la temporada de la escuadra navarra, que además fue capaz de colocar a Txurruka cuarto tras el citado Woods y Toms Skujins. Un estreno americano impecable, que por si fuera poco tendrá continuidad en el Tour de Beauce canadiense a partir del miércoles, donde dado el talento de los verdes y el recorrido que les espera, todo apunta a que puedan lograr nuevos éxitos en un nuevo horizonte.